Duelo andaluz con sabor a revancha